Nueva añada Bestué Chardonnay 2020

  • por

Hoy os queremos presentar la nueva añada de nuestro Bestué Chardonnay Joven, que si bien originalmente fue un tributo a la abuela Joaquina – nombre por el que era conocido el vino –, hoy lo es de los actuales abuelos de la familia, Alicia y Lorenzo.

A la derecha, Abuela Joaquina (Enate)

La abuela Joaquina, representada tanto en la caja como en la etiqueta de la botella, fue y es un símbolo del matriarcado y la posición de la Mujer en el Alto Aragón y del decisivo e importante papel real que desempeñaban «de puertas a dentro», como gestora familiar y de la Casa – con mayúsculas – entendida como núcleo social y económico.

Dada la situación actual para con nuestros abuelos, esta imagen – los abuelos – y añada – 2020 –hoy toma más fuerza y relevancia que nunca, mereciendo nuestra admiración, pero sobre todo respeto y protección.


Evolución de la imagen de Bestué Chardonnay Joven a lo largo de los años


¿Qué podemos esperar de la añada 2020 de este vino?

Sin duda el año 2020 pasará a la historia por su complejidad en todos los aspectos de nuestra vida, no solo cotidiana, si no también vitivinícola. Complejidad que finalmente se ha traducido en unos vinos tremendamente frescos y con un más que marcado intenso perfil aromático.

Las lluvias de este año han quedado reflejadas en una reducción de grado, dejándonos en apenas 13º lo que tradicionalmente era entre medio y un grado más. Una añada más fresca y más fácil de beber, respetando la tipicidad propia de la variedad Chardonnay en la Denominación de Origen Somontano. Recuerdos a fruta tropical: Piña, plátano, notas ácidas de manzana verde y puntos cítricos como la lima o el limón.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero sin duda, catarlo, valdrá más que mil imágenes, por lo que os invitamos a pasar por nuestra tienda online, ya que de momento por la Bodega – dadas las actuales restricciones de movilidad – es complicado, y podáis brindar estas próximas fiestas por vosotros, por vuestros familiares – y allegados – y por ellos, nuestros abuelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *